CARACTERÍSTICAS DE LA MUJER VÍCTIMA DE VIOLENCIA

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

leticia-becerril-bedolla-divorcio-inmediato

Por: Lic. Leticia Becerril Bedolla.

 

La violencia se establece progresivamente en la pareja. La mujer se deja maltratar, en algunos casos, porque se considera la principal responsable del buen funcionamiento del matrimonio y cree que éste depende de sus propias habilidades para evitar conflictos y situaciones de violencia o ruptura matrimonial.

La principal razón que demora o impide el abandono de la víctima es el temor a las represalias, seguida de la dependencia económica y el miedo a perder los hijos.

Algunos rasgos de la mujer victima de violencia son:

violencia-failiar-2

 

  • Cree todos los mitos acerca de la violencia doméstica.

  • Baja autoestima.

  • Se siente culpable por haber sido agredida.

  • Se siente fracasada como mujer, esposa y madre.

  • Siente temor y pánico.

  • Falta de control sobre su vida.

  • Sentimientos encontrados: odia ser agredida pero cree que le han pegado por su culpa, que se lo merecía.

  • Se siente incapaz de resolver su situación.

  • Cree que nadie le puede ayudar a resolver su problema.

  • Se siente responsable por la conducta del agresor.

  • Se aísla socialmente.

  • Riesgo de adicciones.

  • Acepta el mito de la superioridad masculina.

  • Teme al estigma del divorcio

Te invito a enriquecer este tema dejándome un mensaje con tu opinión sobre este artículo.

O si lo prefieres, puedes enviarme un correo con tus comentarios o sugerencias para abordar otros temas y con mucho gusto lo tomaré muy en cuenta: lic.leticia.becerril@divorcioinmediato.com

También te invito a conocer más sobre temas relacionados en mi sitio de Facebook: https://www.facebook.com/divorciosincomplicaciones

2 comentarios en “CARACTERÍSTICAS DE LA MUJER VÍCTIMA DE VIOLENCIA

  • Las muestras de violencia en el matrimonio van desde los golpes, apretones, patadas, hasta las agresiones de carácter sexual como las violaciones. Además de ello, existen las habituales agresiones verbales y psicológicas en las que el victimario hacer sentir a la víctima que no vale nada y que se merece los golpes agresiones que sufre. Ante una situación de violencia en el matrimonio, lo primero que se recomienda a la víctima es denunciar a su agresor con las autoridades correspondientes o pedir ayuda o asesoría a algunas dependencias encargas de la protección, in embargo, muchas mujeres por miedo no sólo no denuncian, sino que se quedan calladas y sufren en silencio. Debemos fomentar la cultura de el no maltrato ni violencia de ningún tipo y a través de la denuncia dar más poder a las leyes para que se castiguen estos hechos (en México hay estados en los que predomina la violencia sicológica y en otros la física, pero el común denominador es que en el ámbito rural el maltrato sexual prevalece en las comunidades indígenas)

  • Tiene que ver con lograr la desvalorización de ella, y materializar la misma, es decir hacerla sentir que “vale menos” y a partir de esto, utilizar estrategias que podríamos llamar “sutiles” y que se pueden ver en la práctica. ¿Ejemplos? las des-calificaciones, la ridiculizar, los desprecios, insultos, amenazas, el juzgamiento, no tener en cuenta las creencias de ningún tipo a las que adhiera la otra persona y hasta exigirle (en caso de la violencia psicológica en una pareja) mantener relaciones sexuales aunque la mujer no tenga ganas). Se suma el bloqueo social que implica generarle a la persona cierto aislamiento respecto a las relaciones sociales que tiene desde hace tiempo, ya sea familia, amigos, o grupo de interés.
    – Estas actitudes del agresor terminan en lo físico siempre?
    – No siempre. Pero la violencia psicológica, aunque no termine en la física sí funciona como una forma de “disciplinamiento más”, que tiene que ver con el ejercicio de la autoridad y la legitimidad de la posición de ese varón en tanto “ordenador de la relación, vida y deseos de la mujer”.Ahí incluso, se siente con la legitimidad de acudir a la violencia física para lograr este disciplinamiento y “dominación”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *