Señales De Que Estás En Una Relación Tóxica

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Por: Magali Jazmín Esquivel Alvarez.

 

¿Te envolviste en una relación dañina?

¿Es realmente amor o sólo un capricho?

 

Estas son las 10 banderillas rojas o señales de advertencia que te dicen si estás en una relación insaludable. Pon mucha atención a cada una de ellas. Revísalas con detenimiento y pregúntate a ti mismo si te conviene quedarte en la relación o si debes alejarte de esta persona que te está contagiando con su toxicidad.

 

 

  1. No puedes crecer como persona en diferentes áreas de tu vida.

En una relación sana, tú tienes oportunidades abiertas para expandir tu crecimiento personal. Si crees que debes sacrificar tu propio crecimiento y tu felicidad para que tu relación sobreviva, estás posiblemente en una relación asfixiante llena de celos, egoísmo y desconfianza en la cual tu pareja te ha encerrado y te sientes ahogándote y no encuentras la salida.

 

  1. ¿Sientes como si la esencia y el elíxir de tu vida está siendo extraída por alguien?

Quizás nunca has oído hablar de los vampiros emocionales. Este tipo de personas extraen la energía de la vida de otros. Si cuando estás en pareja sientes que la energía de tu cuerpo es extraída por él o por ella, y te deja consumido(a) y exhausta(o) ten por seguridad que el final de esta relación no será el de un cuento de hadas.

 

  1. Hagas lo que hagas, siempre tendrás la culpa de los problemas que ocurran.

Si estás en una relación en la que tu pareja te culpa por sus enojos y por sus problemas y tú tienes que gastar tiempo y energía para defenderte y que te comprenda, no esperes que esta relación mejore algún día. Estás en una relación dañina y tóxica donde cada vez sufrirás más y terminará por vencerte. Sal a tiempo y escapa por tu vida.

 

  1. El control intoxica.

Si la persona que tienes a tu lado y a la cual crees amar tiene demasiado poder sobre ti, es evidente que estás en una relación tóxica y estás siendo controlada(o). Recuerda que nadie tiene poder sobre ti al menos que tu le cedas ese poder. Una vez entregas tu voluntad a alguien, esa persona te tiene en sus manos y puede hacer lo que quiera con tu vida

  1. Buscas excusas para justificar el comportamiento de tu pareja.

Las relaciones tóxicas forman una nube de negatividad a tu alrededor. Esta nube está llena de sustancias emocionales que intoxican tu vida, tales como humillaciones insultos, críticas y abuso emocional y algunas veces físico. Estas sustancias emocionales si las respiras diariamente te convertirán en un robot defensor de tu pareja y empezarás a justificar su comportamiento, dándole la razón en lo que dice y tratando de encontrar sentido a su manera de ver el amor.

 

  1. Estar obsesionado no es lo mismo que estar enamorado.

Estar obsesionado no es estar enamorado. El estar obsesionado más bien es estar poseído por un amor tóxico que te está matando lentamente. Ten cuidado con los celos enfermizos de tu parte o de parte de tu pareja. Si en la relación no existe la confianza es porque en esa relación hay problemas. No caigas en la trampa de creer que tu pareja te cela porque te ama. Los celos son una sustancia tóxica y un veneno mortal para la relación.

 

  1. El amor no es capricho.

Algunas personas creen estar enamoradas pero solo están encaprichadas con su pareja. Una persona que está encaprichada en la relación, solo piensa en ganar y obtener beneficios para salirse con la suya. No conquista, atrapa como lo hace un pulpo hasta ahogar a su víctima. El amor es libertad de expresión y de voluntad. Si alguien se encapricha contigo, tratará por todos los medios de controlarte para salirse con la suya. Eso está muy lejos de amarte.

 

  1. Una buena relación te hace una mejor persona.

Cuídate muy bien de que la relación en la que te encuentras, te está haciendo crecer como persona. Si en la relación en que estás, te sientes mal e incómoda debes salir de ella. Las relaciones saludables, son las relaciones en las que ambos crecen espiritual y emocionalmente y se convierten en mejores personas y su intención no es cambiarse el uno al otro sino cambiar cada uno por separado por convicción y no porque el otro te juzgue o critique tu comportamiento.

 

  1. El enfoque no es cambiar a tu pareja.

En las relaciones tóxicas, el enfoque principal es cambiar el comportamiento de la pareja y no a sí mismo. En una relación donde ambos se respetan, ninguno de los dos trata de meter a su pareja en el molde ideal. Si tu pareja te dice constantemente que no le gusta tu aspecto físico, que detesta tu personalidad y tu carácter. Nadie puede cambiar a nadie, solo tú puedes cambiar para tu propio beneficio y no para complacer a tu pareja.

 

  1. No te desesperes por encontrar cualquier pareja.

Muchas veces como dice el refrán, es mejor estar solo que mal acompañado, busca con paciencia la persona que tiene tus mismos gustos y la persona que tiene lindos detalles para contigo y le gusta tal como tú eres. Antes de necesitar estar con nadie, necesitas estar bien contigo mismo(a). No te apresures por encontrar pareja, sin importarte como te trata.

En una relación de pareja ninguno de los dos puede estar en posesión sustancias tóxicas. Hazte esta pregunta. Si estás en un bote y de repente te das cuenta que la persona que va contigo en el bote tiene dinamita consigo. Te quedarías en el bote o te lanzas a nadar hacia la orilla? Es lo mismo cuando estás en una relación tóxica. Tienes que salir a tiempo antes que sea demasiado tarde.

 

Fuente: www.psicologicamentehablando.com/10-senales-que-estas-en-una-relacion-toxica

 

Te invito a enriquecer este tema dejándome un mensaje con tu opinión sobre este artículo.

O si lo prefieres, puedes enviarme un correo con tus comentarios o sugerencias para abordar otros temas y con mucho gusto lo tomaré muy en cuenta: magalijazmin@divorcioinmediato.com

También te invito a conocer más sobre temas relacionados en mi sitio de Facebook:https://www.facebook.com/psicologiafactorhumano