SI ME SEPARO.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

leticia-becerril-bedolla-divorcio-inmediato

Por: Lic. Leticia Becerril Bedolla

como-superar-el-divorcio-1

COMO AFRONTAR LA DEPRESIÓN EN EL DIVORCIO:

Puedes hacer lo siguiente:

  • Si todavía no te has separado pero lo vas a hacer o estás en trámites, intenta imaginar como será tu mundo una vez tenga lugar el acontecimiento.
  • Planifica de qué manera te vas a enfrentar el futuro (trabajo, ocio, economía, familia…). Y de qué manera abordarás tareas de las que hasta ahora no te ocupabas.
  • Apóyate en la familia y en los amigos, siempre y cuando la relación entre ustedes no sea estresante ni se agobien con opiniones negativas, ya que si no se producirá un efecto contraproducente. Lo ideal es que se escuchen y se muestren afecto, sin más.
  • Reconoce tu decisión como algo necesario, pero que también te aportará tristeza como parte de la decisión misma. Esa tristeza es congruente con ella, ya que se producirá una ruptura de lazos afectivos que no será instantánea, sino progresiva. Poco a poco tendrás que ir desvinculándote afectiva mente.
  • Acepta que el hecho depresivo ha ocurrido y te ha sorprendido. Negarlo no te será de utilidad. Los problemas se deben afrontar y resolver para que desaparezcan.
  • No adoptes una posición extremista. Relativiza, porque todo no es blanco o negro absoluto. No todo es malo o bueno y nada dura para siempre.
  • Intenta disociar el sentimiento de pesadumbre y tu capacidad de planificación. La previsión de las consecuencias negativas ayuda a amortiguar el impacto depresivo.
  • Acude a un psiquiatra, psicólogo o terapeuta adecuado si crees que puedes estar sufriendo una depresión y no una bajada de ánimos pasajera. La depresión puede tener importantes consecuencias y por ello debe ser tratada por un especialista.
  • Por último, comentar que nuestra manera de pensar y la interpretación de lo que nos ocurre, está vinculada por nuestro estado de ánimo. Nuestros pensamientos, nos hacen asumir la vida con una determinada actitud. Por ello, si cambiamos nuestra manera de pensar e interpretar las cosas, nuestro comportamiento será también diferente. Es frecuente que los pensamientos negativos se vuelvan automáticos y a su vez se conviertan en hábitos. No es fácil, pero adoptar un pensamiento racional es beneficioso aunque en un principio nos hiera. Las emociones que provoque serán congruentes con ese pensamiento. Un hecho negativo hará que se manifieste una emoción negativa, pero la interpretación de ese hecho puede ser racional o irracional. El pensamiento es, en general, el que genera ansiedad y no el hecho en sí mismo. Porque en definitiva, no nos deprime lo que nos ocurre, sino la interpretación de lo que nos ocurre.

Recuerda:

“Cambiar el modo distorsionado de pensar, nos hará sentir y comportarnos de manera diferente”.

Te invito a enriquecer este tema dejándome un mensaje con tu opinión sobre este artículo.

O si lo prefieres, puedes enviarme un correo con tus comentarios o sugerencias para abordar otros temas y con mucho gusto lo tomaré muy en cuenta: lic.leticia.becerril@divorcioinmediato.com

También te invito a conocer más sobre temas relacionados en mi sitio de Facebook:

https://www.facebook.com/divorciosincomplicaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *